Cómo saber cual es tu tipo de piel en 4 sencillos pasos.

close up photo of woman hiding behind green leaves

Con una abrumadora cantidad de información disponible, intentar averiguar como cuidar de nuestra piel puede resultar complicado. Pero antes de empezar a pensar en rutinas y como cuidar de nuestra piel, necesitamos saber que tipo de piel tenemos y cuales son sus necesidades. Existen cinco categorías que nos ayuda a definir nuestro tipo de piel y nos ayudan a entender como cuidar de ella. Por supuesto, la piel es un órgano complicado y no siempre va a encajar en una única categoría específica pudiendo presentar características de más de un tipo de piel.

Muchos factores pueden influir y cambiar nuestro tipo de piel. Sin embargo, estos 4 pasos pueden ayudarte a tener una idea del comportamiento de tu piel en términos generales. Así podrás escoger los mejores productos del cuidado de la piel para ti.

Nota: esta guía está referida a la piel del rostro. Algunas de estas nociones también pueden aplicarse a la piel del cuerpo.

1. Presta atención a como sientes tu piel:

Es importante prestar atención a como notamos nuestra piel sea cual sea la situación, la textura de tu piel nos puede revelar mucha información sobre su estado y su naturaleza.

• Piel Mixta: La piel mixta presenta grasa en la zona T (frente, nariz y barbilla) pero es seca en el resto del rostro. También puede ser grasa y seca en otras zonas del rostro, si tu piel presenta dos texturas diferentes es una señal de que tienes piel mixta.

• Piel sensible: La piel sensible tiende a ser seca, se irrita con facilidad o escuece y a veces puede presentar picazón.

• Piel normal: La piel normal es una piel equilibrada con una textura uniforme. No es ni muy seca ni muy grasa ni muy sensible.

• Piel grasa: La piel grasa se nota grasosa y brillante por todo el rostro. Si ves que necesitas constantemente retirar brillos o limpiar tu rostro, es muy probable que tu piel sea grasa.

• Piel seca: La piel seca presenta una sensación de tirantez muy característica. Es normal que se agriete con facilidad y se escame, especialmente en los meses de frío.

2. Echa un vistazo a tus poros

Tus poros revelan qué tipo de piel tienes. Su tamaño y su tendencia a obstruirse pueden revelar mucha información sobre tu piel y tu producción de grasa.

• Piel mixta: Si tus poros son grandes y se obstruyen a menudo en la zona de la nariz, pero son pequeños y poco perceptibles en la zona de las mejillas y otras áreas del rostro, esto es señal de que tu piel es mixta.

• Piel sensible: Las personas con piel sensible normalmente tiene poros de un tamaño entre normal y grande, pero esto puede deberse a una posible reacción a algún producto o agente irritante.

• Piel normal: Los poros en las personas con piel normal suelen pasar desapercibidos.

• Piel grasa: Las personas con piel grasa tienen que lidiar con poros grandes que se obstruyen con facilidad con el sudor y la grasa que la piel segrega.

• Piel seca: Las pieles secas suelen tener poros pequeños.

Si crees que tu piel es grasa o mixta, el Serum para Piel Grasa o Mixta con Sophora Japonesa de Natura Siberica reduce los poros y suaviza su apariencia combatiendo el exceso de grasa.

3. Presta atención a las sensaciones de tu piel después de limpiarla

Cuando lavamos nuestro rostro durante nuestra rutina facial con un limpiador específico, la sensación que tenemos justo después dice mucho sobre nuestro tipo de piel.

• Piel mixta: Después de limpiar la piel, la piel mixta tendrá una sensación de limpieza, refrescante y sin grasa alrededor de la nariz, pero tirante y seca en la zona de las mejillas.

• Piel sensible: La piel sensible tendrá una sensación de limpieza y se sentirá ligeramente seca después de lavarla, pero si se utiliza un producto agresivo para este tipo de piel puede aparecer picazón e irritación.

• Piel normal: Las personas con piel normal tendrán una sensación de frescor y limpieza después de lavarla con un limpiador sin sensación de tirantez o irritación.

• Piel grasa: Después de aplicar el limpiador, la piel grasa queda fresca, limpia y sin grasa, es el único momento en el que tendrá esa sensación. Poco después de utilizar el limpiador la grasa reaparece.

• Piel seca: Para la piel seca, la limpieza puede dejar sequedad y sensación de tirantez.

Para conseguir una limpieza eficaz sin irritaciones ni sequedad en las pieles secas y sensibles, el Mousse limpiadora calmante Hydra Aloe de So’ Bio Etic enriquecida con jugo de Aloe Vera puro, limpia y desmaquilla la piel sensible y seca con suavidad, preservándola de la sequedad y sin agentes irritantes.

4. Piensa en cada cuanto tiempo necesitas utilizar una crema hidratante. Casi todo el mundo necesita utilizar una crema hidratante para mantener la piel hidratada y sana, pero la cantidad de veces que necesitas utilizarla puede ser un indicativo de como de bien tu piel se mantiene hidratada y del tipo de piel que tienes.

• Piel mixta: La piel mixta necesita ser hidratada a menudo en las zonas del rostro que presentan mas sequedad, normalmente la zona de las mejillas. Las áreas del rostro con mas grasa, normalmente la “zona T”, no necesitan tanta hidratación.

Es el tipo de piel que más dificultad presenta para su cuidado, pues necesita a la vez hidratación suficiente para las zonas secas y regular la producción de grasa en la zona T. La Crema Facial Piel Mixta de Maminat consigue llevar el equilibrio a las pieles mixtas, hidrata rostro y cuello mientras controla las zonas grasas.

• Piel sensible: La piel sensible necesita la aplicación de una crema hidratante a menudo, especialmente en invierno con la llegada del frio para evitar la aparición de irritación y descamación.

La Crema Hidratante Nutritiva Piel Sensible 100% de Matarrania está formulada sin fragancias (sin perfume, sin aceites esenciales) para que las pieles sensibles puedan recibir una hidratación y protección profundas evitando cualquier tipo de irritación.

• Piel normal: Las personas con piel normal no necesitan hidratar a menudo, una crema hidratante de buena calidad es más que suficiente para mantener la piel sana.

El Bálsamo Facial Hidratante de Caricies d’Oli proporciona la hidratación necesaria para todo tipo de pieles.

• Piel grasa: Para la piel grasa la hidratación es importante pero difícil de conseguir, la piel grasa también se deshidrata y a veces las personas con piel grasa no hidratan su piel por miedo a empeorar la grasa en su piel, por lo que normalmente las personas con piel grasa tienden a no utilizar crema hidratante casi nunca.

La Crema de día Grasa o Mixta Equilibrio e Hidratación de Natura Siberica previene la producción de sebo y deja la piel con una textura hidratada y mate.

• Piel seca: La piel seca necesita mucha hidratación especialmente después de la limpieza del rostro. Si no se reaplica a menudo a lo largo del día la piel se sentirá tirante y seca.

La Crema Nutritiva Lait D’Anesse Piel Seca de So’ Bio Étic proporciona una hidratación intensa eliminando la sensación de tirantez y devolviendo la suavidad a la piel seca.
¿Sabes ahora que tipo de piel se acerca más al tuyo? Si quieres saber como cuidar de tu tipo de piel, síguenos e Instagram y pregúntanos todo lo que quieras.

2 comentarios sobre “Cómo saber cual es tu tipo de piel en 4 sencillos pasos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s